martes, 20 de septiembre de 2016

Uso correcto del prefijo post- /pos-. Ejemplos



El prefijo latino post-/pos-  significa “detrás de” o “después de”. Si bien las dos formas son válidas la Real Academia Española aconseja utilizar pos-  cuando la palabra a la cual se adiciona comienza por consonante o vocal: posmoderno, posbélico, posdata, posmeridiano, posverbal, posoperatorio, postraumático, etc.

  • Cuando el prefijo pos- se une a una palabra que empieza por s-, se aconseja utilizar el prefijo post- para evitar la unión de dos eses: postsocialismo, postsoviético. 

  • Cuando el prefijo se une a una palabra que empieza por r-, esta letra queda simple y no debe duplicarse, ya que el sonido de la r-  simple precedida de s-  es de por sí fuerte: posromántico, posrealismo.


Cuándo el prefijo post-/pos- se escribe con guion

  • Cuando la palabra base es una sigla o un nombre propio de una sola palabra el prefijo se une a la palabra mediante el guion: pos-Napoleón, pos-OTAN.

  • Cuando la base está formada por más de una palabra, el prefijo se escribe separado por un espacio y sin guion: pos Primera Guerra Mundial, pos pena de muerte.


Fuente: Diccionario panhispánico de dudas, 2005. Real Academia Española

lunes, 12 de septiembre de 2016

Cómo se escriben las horas en español


La hora se puede expresar de dos formas:


  • En letras: usando solamente los números del 1 al 12 y aclarando el momento del día (de la mañana, de la tarde, de la noche, de la madrugada):

Se casaron a las diez de la mañana.
La clase de gimnasia comienza a las tres de la tarde.
No llega a casa hasta tarde, lo puedes encontrar recién a las diez de la noche.
Salieron muy temprano de viaje, serían las cuatro de la madrugada.


  • En cifras: en este caso hay que colocar detrás de los números las abreviaturas a.m. y p.m. (ante meridiano y pos meridiano, respectivamente) para que no dé lugar a ambigüedades:

El avión sale a las 6.30 a.m.
Empieza a trabajar a las 9.00 p.m., hace el turno de la noche.

Cuando nos referimos a las fracciones horarias, se deben usar las expresiones en punto, y cuarto, y media y menos cuarto.

Si se utilizan los números del 0 (para las doce de la noche) al 23 no es necesario hacer aclaraciones adicionales ya que a cada hora del día le corresponde un número diferente (16.00, 20.00).

Las horas de los minutos se pueden separar con punto (8.30) o dos puntos (8:30). Esta última fórmula se ha extendido por el uso de los relojes digitales.

Fuente: Diccionario panhispánico de dudas (DPD), 2005

 

martes, 6 de septiembre de 2016

Diferencia entre “a favor” y “en favor”


Las formas a favor  en favor  solo son equivalentes en algunos contextos.

Con el significado ‘en beneficio o provecho de alguien’, las locuciones a favor  en favor  se pueden usar indistintamente. En este caso se construyen siempre con un complemento introducido por de  o por un posesivo: en favor de, a favor de, en su favor, a su favor.

En cambio, si se quiere decir ‘en el mismo sentido que una fuerza o corriente y recibiendo, por tanto, su ayuda’ («Se fue caminando a favor del viento, como un velero»), no es admisible el uso de  en favor de.


Fuente: Fundéu BBVA. www.fundeu.es

domingo, 28 de agosto de 2016

Comparativas: ¿Igual que o igual a?



La palabra igual es un adjetivo que significa “que tiene las mismas
características que o que equivale a otra”. Cuando la estructura tiene sentido comparativo, el segundo término puede ir introducido por la preposición a o la conjunción que.
 
Cuando es igual usar que /a

  • Si el segundo término es un sustantivo o un pronombre es válido usar que o a. Por ejemplo:


Las madres son iguales que las hijas, pero con treinta años más.

Estos colores son iguales que los de la casa.

Las condiciones de los gemelos son iguales a las de los otros niños.

La relación con Julián era igual a la que yo había tenido con mi hermano.


Cuando se utiliza solo la preposición a

·      Se emplea cuando se expresa una igualdad matemática, una equivalencia, no una comparación:

Un metro es igual a 3,28 pies.

Cuando se utiliza solo la conjunción que

  • Si el primer término de la comparación es toda una oración, el sustantivo que aparece como segundo término se introduce únicamente mediante la conjunción que:


No es igual comprar uvas que sandía.

No es igual ser amigo que padre.


  •  Si el segundo término es una oración subordinada con verbo en infinitivo:

No es igual ir que venir.

  • ·Si el segundo término es un complemento preposicional o una expresión adverbial:

Es igual en la escuela que en la casa.

Es igual azul que celeste.

Además de adjetivo, la palabra igual puede funcionar como adverbio y significa “de la misma manera”. En este caso solo se puede utilizar que:

Los hijos se comportan igual que sus padres.

La locución adverbial igual de

  • Se usa con adjetivos, adverbios o sustantivos no contables con sentido equivalente a tan(to):

Nadie lo podrá hacer igual de bien que Ariel.

Estos perros son igual de inquietos que su dueño.

Fuente: Diccionario panhispánico de dudas (DPD), octubre 2005

jueves, 3 de marzo de 2016

Verbos de movimiento con preposición a, de y en



Ir + a = dirección 
Voy a Roma el martes.

Irse + de = abandonar un lugar
Me voy de Caracas el domingo.

Ir + en: medio de transporte
Excepciones: ir a pie, ir a caballo
Voy en coche porque es más cómodo.

Llegar + a = destino
Llego a Londres el sábado.

Venir + a = destino que coincide con el lugar donde está la persona que habla.
Ariel viene a Madrid el lunes. (Ariel está en Madrid)

Llegar / venir + de: origen
El avión que está aterrizando viene / llega de Buenos Aires.